La Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), tiene una delegación en la provincia de Valencia, representada por:

Dr Javier Calvo Catalá

Dr. Javier Calvo Catalá
Hospital General Universitario de Valencia
Reumatología y Metabolismo Óseo
Tel.: 961 972 251
Fax: 961 972 251
E-Mail: calvocatala@reuma-osteoporosis.com
Dr Juan Jose Garcia Borras

Dr. Juan José García - Borrás
Reumatología y Metabolismo Óseo
E-Mail: jjgb2009@hotmail.es
Dra Cristina Campos

Dra. Cristina Campos
Hospital General Universitario de Valencia
Reumatología y Metabolismo Óseo
Tel.: 961 972 251
Fax: 961 972 251
E-Mail: campos_crifer@gva.es

La osteoporosis ha sido definida como un trastorno esquelético caracterizado por un compromiso de la resistencia ósea, que hace que una persona sea más propensa a sufrir fracturas. La resistencia del hueso refleja la integración de la densidad ósea y de la calidad del hueso. En esta novedosa definición ya se utiliza el concepto de “resistencia ósea” que es el que usamos ya en el año 2003.

La osteoporosis se ha convertido en una de las principales enfermedades en el mundo, diagnosticándose en muchos casos ante la aparición de fracturas sin síntomas previos, y de ahí que se le haya denominado “epidemia silenciosa”. Solo una de cada cinco mujeres que han sufrido una fractura vertebral recibirá tratamiento. Una de cada tres mujeres mayores de 55 años, padece osteoporosis, si bien, su frecuencia también se está incrementando en los varones. En España, existen 3.500.000 de pacientes con osteoporosis, 350.000 en la Comunidad de Valencia y 70.000 en nuestra Ciudad (Dr. Calvo Catalá).

Su frecuencia se iguala a las enfermedades cardiovasculares, calculándose que el riesgo de padecer una cardiopatía y de tener una fractura osteoporótica en una mujer de 50 años, es de un 40% aproximadamente. De igual forma, el riesgo de que una mujer sufra una fractura de cadera, es igual al riesgo conjunto de tener un cáncer de mama, de útero y cerviz conjuntamente. Por ello, el Dr. Calvo Catalá, dice que la osteoporosis es “la gran olvidada”, ya que los medios que la administración dedica a la osteoporosis, son sensiblemente inferiores a los dedicados a la prevención de la patología cardiovascular y oncológica.

También podemos hablar de la osteoporosis como de “la gran desconocida”, ya que debido quizá a esa menor dedicación a una enfermedad de repercusiones tan importantes, se trata de un proceso menos conocido. De todas formas y debido a campañas como la actual, “su conocimiento se ha incrementado en gran manera y así, en una reciente encuesta sobre el grado de conocimiento de la osteoporosis en la población Española organizada por FHOEMO, un 82% de encuestados, conocen el significado de osteoporosis. En un trabajo previo realizado en 1982, solo un 30% de mujeres eran conocedoras de esta palabra” (Dr. García – Borrás). Esta mejoría en su conocimiento es universal y basta como ejemplo que la NASA, investiga esta enfermedad en los programas desarrollados en astronautas, entre otras cosas, porque la ingravidez contribuye a su desarrollo.

En España hay 3.500.0000 de pacientes con osteoporosis. Un millón son hombres.
Solo 1 de cada 10 afectados están siendo tratados

CARACTERÍSTICAS DE LA ENFERMEDAD. La osteoporosis, se diagnostica en la mayoría de casos cuando aparece una fractura. Las fracturas más frecuentes son las vertebrales, la fractura de muñeca (Colles) y la fractura de cadera, que es la que más consecuencias ocasiona: de cada tres fracturas de cadera intervenida, una queda en perfecto estado, otra con una vida mermada y la restante fallece a consecuencia de la misma (Dr. García – Borrás).

“Uno de cada 3 pacientes intervenida de fractura de cadera, fallece”
Estas fracturas, se ocasionan a veces con gestos mínimos, como el toser o agacharse a coger un objeto. Este es el motivo por el que se le denomina como “enfermedad de los huesos de cristal”.

REPERCUSIONES ECONÓMICAS. Es difícil valorar el costo total de la osteoporosis, ya que en él se incluyen la asistencia hospitalaria aguda, el absentismo laboral, los cuidados crónicos en domicilio o en residencias, la rehabilitación, los fármacos, etc..
Es más fácil determinar el costo directo de la fractura de cadera en España, que alcanza los 25.000 millones de pesetas.

El costo total de la fractura de cadera en España supera los 100.000 millones de pesetas.
Además, si los pacientes ingresados por fractura de cadera, se agruparan en un solo hospital en España, se ocuparía diariamente un Hospital de 2.100 camas (Dr. García – Borrás). Esto es índice de otro problema asociado a la osteoporosis, ya que de todos es conocida la precariedad de camas en nuestra sociedad.

Costo directo de la fractura de cadera en España: 25.000 millones.

Costo total de la fractura de cadera en España: más de 100.000 millones.

Mucho más importante es el costo social: muere 1/3 de los afectados.

Todas estas repercusiones son mínima ante la importante mortalidad asociada a la fractura de cadera: 1/3 de pacientes fallecen a consecuencia de la misma.

PREVENCIÓN DE LA OSTEOPOROSIS. El Dr. Calvo Catalá, indica que lo más adecuado para prevenir la osteoporosis es “empezar desde la infancia, consiguiendo un buen pico de masa ósea mediante una dieta equilibrada y rica en calcio y vitamina D, además de hacer ejercicio”. A lo largo de toda la vida, será conveniente mantener estas mismas medidas higiénicas, que se incrementarán en algunos períodos, como el embarazo o la menopausia.
En la prevención es fundamental valorar los factores de riesgo, que la población los conozca, de forma que acudan a su médico de igual forma que se acude cuando una enferma sospecha que existe una tumoración de mama.

Debemos valorar la menopausia precoz de forma fundamental como factor de riesgo, pero existen otros datos como el bajo índice de masa corporal, la vida sedentaria, el exceso de tóxicos (café, tabaco y alcohol), los tratamientos con corticoides, anticoagulantes, antiepilépticos y otros fármacos, la existencia de enfermedades osteopenizantes (artritis reumatoide, enfermedad intestinal crónica, etc.), los antecedentes genéticos de osteoporosis.

Para evitar fracturas, objetivo principal de nuestra actuación, es fundamental disminuir las caídas, y aquí existen unas medidas sumamente económicas y prácticas: cuidar las barreras arquitectónicas en la calle y domicilio (alfombras, cables de electricidad, etc.), conseguir que los ancianos lleven los zapatos anudados, llevar bastones o andadores, utilizar protectores de cadera, etc.. (Dr. García – Borrás).

En la prevención, se precisa:
· Buena masa ósea: dieta rica en lácteos, ejercicio, evitar tóxicos.
· Efectuar densitometrías en pacientes con factores de riesgo.
· Evitar caídas.

DIAGNÓSTICO. La OSTEOPOROSIS se diagnosticará tarde si ya han aparecido fracturas, tanto de cadera como vertebrales. Estas fracturas vertebrales, ocasionarán en los pacientes, disminución de talla por los colapsos de vértebras, dolor dorsolumbar y la característica “joroba” de estos pacientes.
Pero el diagnóstico debe ser precoz y para ello, como indica el Dr. García – Borrás, existe un medio diagnóstico adecuado, que es la densitometría ósea, que no solo nos determinará la masa ósea de cada paciente, sino que nos permite valorar el riesgo de fractura.

TRATAMIENTO DE LA OSTEOPOROSIS. En la osteoporosis, es fundamental la prevención, si bien disponemos de fármacos cada vez más efectivos para disminuir el riesgo de fracturam+, que es el objetivo de nuestra actuación.
Si bien es fundamental la prevención, existen también fármacos cada vez más efectivos que consiguen no solo mejorar la masa ósea, sino disminuir de forma considerable la aparición de fracturas, ya que actúan de distintas formas sobre la calidad ósea.

Todo tratamiento se asociará a la administración de calcio y vitamina D, además de una dieta rica en derivados lácteos y ejercicio frecuente.

Es importante resaltar que a pesar de vivir en una zona soleada como la nuestra, es muy frecuente ser deficitarios en vitamina D, por lo que normalizar estas cifras va a ser muy necesario en el tratamiento de la osteoporosisis.
Hace años, solo disponíamos de tratamiento hormonal sustitutivo (hormonas femeninas), tratamiento que actualmente NO está indicado en el tratamiento de la osteoporosisi. La aparición de la calcitonina, supuso el primer avance en la terapéutica antifractura.

Los SERM (Moduladores Selectivos de los Receptores Estrogénicos), disminuyen el riesgo de fracturas vertebrales, pudiendo tener añadidas otras positividades terapéuticas, como la disminución del riesgo de infarto y cáncer de mama.
La aparición de los bifosfonatos supuso el mayor avance en beneficio de nuestros pacientes, disponiendo de los mismos con dosis diarias, semanales, mensuales e incluso un gotero anual, lo que significó un tratamiento casi a la carta para nuestros pacientes, tanto hombres como mujeres. Los fármacos utilizados son el alendronato, risedronato, ibandronato y el ácido zoledrónico intravenoso. Al hablar de este grupo terapéutico, debemos tranquilizar a los pacientes respecto a dos efectos adversos que habrán oído ustedes: osteonecrosis maxilar y fracturas patológicas. Ambos efectos adversos son súmamente raros en el tratamiento de pacientes con osteoporosis; otra situación distinta es la administración de bifosfonatos a dosis mucho mayores y con enfermedd de base completamente distinta, es decir, cuando se trata a pacientes con cáncer. En cualquier caso, si tiene dudas, onsulte con su médico de familia o con su reumatólogo.
Los fármacos que hemos comentado, disminuyen la resorción ósea, pero también disponemos de fármacos que aumentan la formación como es la parathormona, que administramos de forma subcutánea durante 2 años y con efectos importantes en beneficio del paciente.

El ranelato de estroncio es un medicamente que tiene una acción dual, es decir, que disminuye la resorción ósea y a la vez aumenta la formación.

A finales de 2011, aparece un nuevo fármaco, antirresortivo, pero con un mecanismo de acción completamente distinto al resto de medicamentos, actuando sobre el sistema Rank L. Su eficacia antifractura es equiparable a los bifosfonatos, evitando fracturas vertebrales y no vertebrales, con la comodidad de administración: un vial subcutáneo cada seis meses, lo que mejora la adherencia al tratamiento.

Nuevas líneas de investigación, pondrán a nuestra disposición nuevas armas para que los pacientes con osteoporosis disminuyan las fracturas: estimuladores de la PTH, inhibidores de la catepsina, investigaciones sobre células madre, etc.
Disponemos pues de un “tratamiento a la carta” que esperamos aumente la adherencia de los pacientes.

RESUMEN:
- La osteoporosis afecta a 350.000 valencianos.
- Una de cada 3 mujeres de más de 55 años, tiene osteoporosis.
- Ocasiona una importante disminución de la calidad de vida con fracturas asociadas.
- Uno de cada 3 pacientes con fractura de cadera, fallece a consecuencia de la misma.
- La prevención es el mejor tratamiento de la osteoporosis y debe iniciarse en la infancia y adolescencia mediante dieta rica en lácteos y ejercicio.
- Existen medidas terapéuticas eficaces para incrementar la masa ósea y disminuir las fracturas.
- La FHOEMO tiene como objetivo primordial el difundir el conocimiento de la osteoporosis entre la población.